El dolor es un síntoma de alarma que nos indica la existencia de una patología subyacente y que causa una gran preocupación al paciente y afecta a su esfera emocional y personal de una manera importante alterando su calidad de vida.

A partir de una consulta personalizada, un exhaustivo análisis de su historia clínica y la realización de pruebas de imagen necesarias, llegamos al diagnóstico de la patología generadora del dolor y procedemos a su tratamiento. Siempre de la mano de un equipo y un tratamiento multidisciplinar.

Nuestro equipo de profesionales es especialista en la realización de las diferentes técnicas y procedimientos vanguardistas en el tratamiento del dolor crónico.